Muchas personas han optado por diferentes opciones para poder sacar a flote sus negocios o proyectos empresariales. Actualmente existen un sinfín de métodos que pueden funcionar de maravilla, sin embargo, el más usado es el de crear una página web por la que se puedan concretar compras y demás. Para esto es completamente necesario la contratación de un hosting. Debes saber algunos datos acerca del hosting compartido.

¿Qué es un alojamiento web compartido?

Un hosting compartido es un servicio en el que muchas páginas web comparten un solo servidor, cosa que resulta de gran ayuda debido a que es más económico que otros tipos de alojamientos web. Actualmente no existe un número determinado para la cantidad de sitios web que pueden ser alojados en un hosting, por lo que puede pasar de una docena a miles, es por esta razón que muchas personas optan por este tipo de servicios.

Sin embargo, así como tiene ventajas, también tiene desventajas. En esta oportunidad te proporcionamos la información que necesitas sobre ambos casos.

Ventajas del hosting compartido

Evidentemente, estos planes gozan de una cantidad de beneficios. Entre ellos, el más destacado es lo económico que resulta ser en comparación a otros planes de hosting, pues al ser compartido se divide el pago entre todos los sitios web que se encuentran alojados en él. Además, podrás acceder a múltiples cuentas de correo electrónico con un solo dominio, algo que facilitará mucho el trabajo.

Y, lo mejor de todo es que no tendrás que tener un conocimiento avanzado para gestionar un sitio web en hosting compartido.

Desventajas del hosting compartido

Sin embargo, también existen algunas desventajas que podrían ser perjudiciales a largo plazo, como el hecho de que son más propensos a los ataques de hackers o softwares maliciosos. También, al ser compartido, es inevitable no experimentar cierta lentitud en los procesos que se ejecutan.