Las páginas web son una excelente solución para aquellas personas que han decidido involucrarse de lleno con un proyecto empresarial o que tienen el objetivo de ampliar su negocio a niveles inimaginables. Lo cierto es que, a pesar de que a simple vista parece un proceso realmente sencillo, no lo es, pues se deben realizar un sinfín de pasos que podrían complicar la situación. Especialmente si no tenemos un conocimiento amplio.

¿Qué es el síndrome del hosting vampiro?

Esta metáfora tiene que ver directamente con estas criaturas que absorben toda la sangre del cuerpo y siempre desean más. A pesar de que, cuando hablamos de un hosting vampiro no se hace referencia directamente a la sangre, si hay algo que desean más que nada y que hacen lo que sea para quitártelo: el dinero.

Muchas empresas que ofrecen este tipo de servicios no se preocupan por la calidad de lo que te proporcionan, sino por el dinero que tienes que dar. ¿Alguna vez has tenido algún problema en el que tu página web se caía y al comunicarte con el soporte técnico del hosting su única respuesta era ofrecerte un servicio más costoso? ¡Estás siendo víctima del síndrome del hosting vampiro!

Problemas con nuestra web

Al principio, cuando pagas un hosting, este funciona de maravilla y en ocasiones crees que es la mejor inversión que has realizado. Sin embargo, no debes juzgar hasta llevar un tiempo con determinado servicio, ya que es justamente después que comienzan los inconvenientes, cuando la página web está demasiado lenta o empieza a caerse. Es aquí cuando los problemas surgen uno tras otro.

¿Qué hacer en estos casos?

Aunque estos problemas no necesariamente tienen que ser siempre culpa del hosting, lo cierto es que si te has asegurado de que tu página funciona bien solo hay algo que hacer: contratar otro hosting. Olvídate de ese, pues te seguirá dando problemas independientemente de la cantidad de dinero que pagues.

Problemas con el hosting
5 (100%) 4 vote[s]